Primer Arte

siendo misterio y mujer

tal vez te hacías seducir

¿pero qué importa?

lo que importó

fue la piel

la tibia oquedad

con que negaste

la fruta del agua

y después

———– regalarse

cada uno

——— a bocajarro

tan intenso el momento

que se nos derramaba

——– ventana abajo

como un humo pesado

tras la puerta ciega

se desdibujaba el mundo

una pregunta a penas

———— de tu boca

desveló todas

——– mis respuestas

y es que no sé

———- si nunca

me gustó   —- más

———–la mujer

que contigo

Anuncios

La mejor sección del blog: ¡Los comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s