Espacio Abierto

OMMADAWN

La oscuridad es completa. Camino, y los pasos que escucho no son mios.

Los cometas perforan el cielo con sus ojos atentos.

La estela coloreada de un ave impresente avanza en trayectorias curvilíneas. Y de la guitarra sólo existe el chasquido de las cuerdas.

Una colonia de mariposas aletea efervescente un segundo. En algún lugar lejano y hueco, un instrumento se lamenta.

Se abren las puertas y caigo a través de ellas en un espacio de infinitas sedas palpitantes. Se entrecruzan mecidas por un viento caprichoso.

Un haz de lenta luz asciende y se proclama. Para cuando me decido a seguirlo, estoy sentado en el verdor solar de un prado. Es la hora de la hierba y de los juegos.

Pero de pronto, un estanque se revela. Un inverso y centelleante gotear escapa de su superficie como un millar de espejos. El aire se hace cristal vibrante y se reconfigura en templo.

Subo por la doble escalera helicoidal tallada en voces. Y todo cuanto existe gira sobre su eje común. Trepando, progresando a sacudidas, a borbotones ingrávidos que me adelantan, que me superan, que me dejan atrás

y los veo alejarse en su danza ajena a mí y a este vacío.

Anuncios

6 comentarios en “Espacio Abierto

La mejor sección del blog: ¡Los comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s