Espacio Abierto

DEL 19 AL 3

Una noche, mi primo, sentado en el salón junto a su familia siente un impulso, silencia la tele y dice: “Que quiero que sepáis, que os quiero mucho a todos”. Sus padres se preocupan. ¿Necesitará atención? ¿Estará deprimido? No, nada de eso, contesta el psicólogo, sencillamente, necesita expresarlo de alguna manera.

La otra, al recibir una llamada telefónica singularmente triste, no tiene problema en terminar diciendo “Que sepas que te quiero mucho y que estoy ahí para lo que quieras”.

Moriría de vergüenza si intentara verbalizar algo así yo mismo, con mi propia voz y, sobre todo, en familia.

Tal vez por eso la literatura. Tal vez por eso tanto y tanto esfuerzo depositado en esa técnica. Aprender a ser ambiguo, a omitir con precisión, a garantizar que sólo quien quiera entender, entienda.

Esa manera de construir un silencio que dice cuanto calla.

Un silencio, como éste, que os despida diciendo

.

…y se una a ese otro silencio vuestro, lento y soterrado en que nos habéis ido dejando.

Que aprenderemos a leer.

Y entenderemos.

Anuncios

6 comentarios en “Espacio Abierto

La mejor sección del blog: ¡Los comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s