Karma, ya, no fuera malo…

Ya estaba bastante extendido el concepto, pero supongo que se terminó de popularizar cuando llegó a la más asequibles cultura popular. Como, por ejemplo la serie de “Me llamo Earl” (ese remake de “Autopista hacia el cielo” que quisieron disimular metiendo algunos tintes gamberros aquí y allá), o el libro -que no he leído pero me recomiendan opiniones respetables–  de “Maldito Karma.

Sin olvidar alguna que otra cosa estupenda, claro:

Sí señores. Hablan de ello hasta en la MTV: el Karma.

Del que dice la Wiki:

“De acuerdo con varias religiones dhármicas, el karma es una energía trascendente (invisible e inmensurable) que se deriva de los actos de las personas. (…) Generalmente el karma se interpreta como una «ley» cósmica de retribución, o de causa y efecto. (…) El karma explica los dramas humanos como la reacción a las acciones buenas o malas realizadas en el pasado más o menos inmediato. (…) Según esta doctrina, las personas tienen la libertad para elegir entre hacer el bien y el mal, pero tienen que asumir las consecuencias derivadas.”

Es fantástico el concepto, ¿no? ¿Cómo no nos va a encantar? ¡Si tiene todos los ingredientes!:

Alguno dirá que todo eso recuerda mucho a aquello de la Justicia Divina. Pero claro, los castigos (o recompensas) de Dios no molan nada si los comparas con el karma. Porque provienen de la opresora cultura judeocristiana que tanto daño ha hecho al mundo y no de una oriental-y-milenaria que está en armonía con el universo y, además, huele a incienso.

¿Dónde va a parar, verdad?

Y es que hay cosas innegables. Porque el que se comporta de forma malvada o mezquina suele acabar bastante malparado en lo social. Al final, la gente no es tonta y, si te dedicas a putear, atente a las consecuencias. Lo contrario, ser premiado por ser buena gente, probablemente tenga menor correlación. Pero en lo que el invento este del karma suele fracasar estrepitosamente es en todo aquello que tiene que ver con lo incontrolable, lo azaroso. Eso a lo que solemos llamar “suerte”. (Si es que alguien sabe dónde está…).

¿O no puede perfectamente tocarle la lotería al violador mientras ve a su víctima enfermar de cáncer?

Pues vaya con el Karma. No me jodas. Justo en lo que se supone que es “lo suyo”.

En serio, sí. Como fantasía es mucho bonita. Encaja tan bien con nuestros anhelos y deseos que resulta profundamente tentadora. Esa querencia hacia la mentalidad mágica que tenemos los monicos. Qué lástima que no exista, ¿verdad? Sin duda es mucho más apetecible que el incómodo principio de mediocridad.

Para aquellos muy aferrados a la idea, sólo se me ocurre un remiendo: convertirse en un agente del karma*.

Me refiero a algo sencillo: Ante tratos injustos confrontar, denunciar o cortar relaciones. En situaciones normales, ponerlo fácil. Y, si se tiene la suerte de encontrar a alguien que, con sus acciones, persistentemente, es un regalo para el mundo: decírselo y apoyarle**. (Esto último ocurre mucho menos a menudo de lo que podría. Y es una pena).

Me parece bastante más sano y responsable que esperar a que venga ningún orden-universal-invisible-e-inmensurable a hacerlo por uno. No delegar en los poderes de la New Age. Mancharse las manos.

Yo sólo lanzo la idea, ¿eh? Que saldrá mejor o peor. Pero por tenerlo claro.

Y, sobre todo, la parte más jodida: no pensar que por hacer bien tu parte tienes garantizada una mierda.

En uno de los últimos capítulos de la colosal “A dos metros bajo tierraNate se encuentra muy frustrado:

Es tan solitario”. Dice “Siento como si todo lo que hiciera cada día fuera intentar gestionarme a mí mismo, intentar conectar con la gente.  Pero es como si no importara cuanta energía pusieras en… llegar a la estación a tiempo, o llegar al tren correcto, sigue sin haber una jodida garantía de que nunca vaya a haber nadie ahí para ti. Para recogerte cuando llegas. ¿Entiendes a lo qué me refiero?”

La respuesta de Maggie me parece de pura iluminación:

tumblr_lp8czfMvSj1qcoaceo1_500

Bueno… Lo que yo sé es que si crees que la vida va a ser como una máquina de vending, en la que introduces virtud y obtienes felicidad, entonces, probablemente te decepciones.

Es algo que sé“.

(Ref.)

La verdad que, pensándolo bien, podría haber puesto sólo esa frase y haberme ahorrado el post, ¿que no?

*********

*Y advierto que lo pongo con esas palabras por ser conciliador. En realidad, fuera de este post, nunca lo llamaría así.

** ¿A que a eso no hace falta llamarle algo tan rebuscado como “agente del karma”?

Anuncios

4 comentarios en “Karma, ya, no fuera malo…

  1. Cuando nacemos, nos enseñan que cada acción buena que tiene una recompensa y cada acción mala un castigo, así que todos estos “inventos”, supongo que pretenden guiarnos o cegarnos, no lo tengo claro xD

    En cualquier caso, y creo que por norma general, el ratio entre energía invertida/recompensa obtenida, sobre todo a corto plazo, en las buenas acciones suele ser menor que en las malas, así que resulta más fácil para que la gente haga “el bien”, ponerle nombre místico o cool.

    1. A mí me parece estupendo educar a las personas para que sean lo que entendemos en ese concepto (con un nombre tan mal puesto) de “humanas”. Pero es que eso debería merecer la pena por sí mismo, ¿no? No porque luego vaya a venir una policía del cosmos a ponerte las cosas en su sitio.

  2. Resulta extraño y muy triste que a estas alturas de la vida una reflexión como esta sorprenda por su sentido común (es bien sabido que es, con diferencia, el menos común de los sentidos). Es muy extremo tener que importar un concepto oriental-y-milenario-quesinonomola para llenar un vacío que nosotros mismos hemos creado: la cara de bobo que se te queda cuando una buena acción te es retribuída con una p*%#*a de las gordas.
    Y eso, en los tiempos en los que está tan de moda la dación en pago. En fin…

La mejor sección del blog: ¡Los comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s