Frente a las pseudociencias III – “Mala ciencia en los medios” por Pablo Linde y “¿Hay Derecho? La ley y las pseudociencias” por Fernando Frías

Para la tercera sesión del curso de verano, preparamos ración doble.

Por un lado, Pablo Linde, periodista de El País, vino a hablarnos del tratamiento de la ciencia y las pseudociencias que, a menudo de forma tan ligera, se hace desde los medios de comunicación. A continuación Fernando Frías, abogado y escéptico, nos explicó la peculiar situación legal en la que se encuentra la práctica de estas creencias:

Se puede acceder directamente a las diferentes secciones:

Los textos que escribí como presentación de las sesiones son estos:

Mala ciencia en los medios: No suele ser maldad sino estupidez.

Existe en este país un sitio web, Malaprensa, dedicado a mostrar cuántas veces los medios falsas o al menos no del todo ciertas.

Jesús Mezo, el autor y editor del blog explica en su “por qué de está pagina” que “hay muchos otros problemas de la prensa, que atraen la atención de mucha gente”, “los sesgos ideológicos” “el amarillismo o sensacionalismo” o “la prensa-basura y programas de cotilleo”. Pero que lo que a él le preocupan son aquellos casos que “por falta de cuidado, por prisa o por ignorancia, que impiden al periodista comprender y transmitir correctamente la información. Y que, obviamente, pueden llevar también al lector, a muchos lectores, a hacerse ideas equivocadas”.

Ocurre, por supuesto, que los sesgos cognitivos, de los que nos habló Helena Matute el lunes, están igual de presentes en los periodistas como en cualquiera de los demás seres humanos. Pero el impacto de sus palabras alcanza, habitualmente, un público inmensamente mayor.

Los medios de comunicación en general y del periodista en particular generan estados de opinión. Pero aún más que eso, son claves para establecer el marco de debate social. Resaltando los temas que preocupan, que movilizan a la población y nos hacen votar en un sentido o en otro. Es decir, el sistema que la comunidad tiene para asignar prioridades, tomar decisiones y evolucionar.

Sin embargo, en materia de ciencias frente a pseudociencias la situación es caótica. Los medios suelen tener líneas editoriales en lo que respecta ideología política, o incluso futbolística, pero rara vez son coherentes en su línea científica. No es extraño encontrar en la misma casa informaciones que no terminan de cuadrar o, directamente, contradictorias. Cuando se habla de algún avance científico legítimo, cuando se da espacio a lo pseudocientifico y, peor aún, cuando se mezclan ambos discursos. Hay cuestiones que en las que existe amplio consenso en la ciencia y no deberían cuestionarse alegremente, sin aportar pruebas sólidas. Como si tuviera sentido un debate de igual a igual entre geógrafos y creyentes en la tierra plana.

Por eso en el Ateneo consideramos importante que ustedes, el público, puedan entender de qué manera se publican estas informaciones. Qué tipo de personas están detrás, en qué circunstancias o qué es lo que les mueve. Porque, tomando consciencia de ello, posiblemente antes de depositar toda nuestra confianza en ellos para conocer “lo que pasa en el mundo” o lo que “es importante”, podamos activar nuestra capacidad para el pensamiento crítico. A hacernos más y mejores preguntas e, incluso, tal vez, a encontrar algunas respuestas.

Pablo Linde, periodista de divulgación científica en El País, especializado en temas de salud en tercer mundo, en SIDA, y en otros temas. La sesión, -no se ofenda ningún periodista de la sala, ya nos matizará por qué-, “Mala ciencia en los medios: no suele ser maldad sino estupidez”.

Pablo, nos explicas ¿por qué se tratan con tanta ligereza o torpeza los temas científicos en los medios de comunicación? ¿Por qué se trasladan estos falsos debates en la sociedad? ¿Hay algo que se pueda hacer al respecto?

¿Hay derecho? La ley y las pseudociencias.

El 9 de junio de 02009, leí en el Diario de Navarra una noticia de Gabriel González que aún me viene a la cabeza. Se titulaba: “Un ticket de la zona azul muy burdo”.

En ella se contaba que un jvoen de Pamplona, había falsificado un ticket de estacionamiento regulado, lo que aquí llamamos zona azul, con un escáner y una fotocopiadora. Cito: “Cuando el vigilante de la zona azul se acercó al coche, se quedó “estupefacto” por la manipulación del ticket, por lo que avisó a la Policía Municipal”.

El asunto llegó hasta el juzgado, “donde el fiscal pedía para el joven 8 meses de cárcel y 1.440 euros de multa por falsedad en documento mercantil”. El abogado defensor, “solicitó la libre absolución argumentando”, entre otras cosas, “que la copia realizada por su defendido era demasiado burda”.

“El juez dictó sentencia al término (….): absuelto por tratarse de una “falsedad tan burda y grosera que no puede inducir a error (…) destacó las “diferencias evidentes con el original” y que el controlador no tuvo ninguna duda para estimar que la copia era burda”. Pero “recordó que hay un condenado por falsificar un ticket de la Ora” que “no era tan burda y grosera como ésta””.

El periodista concluía que, “En estos casos, cuando la copia es tan mala que no puede inducir a confusión alguna, la jurisprudencia se posiciona por la absolución del acusado”.

Ahora que sabemos que las pseudociencias son “burdas” copias de la ciencias, y estirando quizá un poco el paralelismo, ¿puede estar ocurriendo algo similar con las víctimas de los fraudes pseudocientíficos? ¿Cómo suelen progresar esas causas? ¿Existen otro tipo de mecanismos administrativos? ¿Por qué, sabiendo como se sabe del fraude y peligrosidad de muchas de esas prácticas, los poderes públicos se mantienen aparentemente indiferentes? ¿Son estas copias tan “burdas” -siempre- como posicionarse -siempre- en favor de los acusados? ¿No existen las falsificaciones buenas? ¿Qué pasa en los casos de ciudadanos especialmente vulnerables?

Para tratar estas cuestiones tenemos a Fernando Frías, Abogado, socio fundador de Círculo Escéptico y miembro de ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico. Por favor, nos puedes responder si “¿Hay derecho a lo que ocurre entre la ley y las pseudociencias?”

*********

Incluimos algunas de las fotos que se sacaron:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

*********

Respecto a los medios de comunicación, volvimos a tener página completa en el Diario de Navarra.

Además, se publicaron reacciones a la entrevista del lunes a Helena Matute. Concretamente se publicaron respuestas de Marta Galipienzo (presidenta del Colegio de Farmacéuticos de Navarra) y de Elena Jiménez (farmacéutica y presidente de la Empresarial Farmacéutica Navarra).

Anuncios

Un comentario en “Frente a las pseudociencias III – “Mala ciencia en los medios” por Pablo Linde y “¿Hay Derecho? La ley y las pseudociencias” por Fernando Frías

La mejor sección del blog: ¡Los comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s