Frente a las pseudociencias II – “El peligro de creer” por Luis Alfonso Gámez

Ayer martes, tocaba la segunda sesión del curso. Luis Alfonso Gámez nos habló de “El Peligro de Creer”.

También retransmitimos en streaming y el resultado está aquí:

En el momento 3:45 comienza la charla de Luis Alfonso Gámez, después de una presentación en la que vine a decir esto:

Al comienzo de “2001: Una odisea en el espacio” Arthur C. Clarke hace una pequeña digresión con termina con la siguiente advertencia:

“Mas recordad, por favor, que ésta es sólo una obra de ficción. La verdad, como siempre, será mucho más extraordinaria.”

Sin embargo, por alguna razón, a menudo nos sentimos más fascinados por las explicaciones irracionales que por otras mucho más verosímiles. Por aquellas visiones del mundo que hacen pensar que existe un “algo más”, invisible, tal vez incognoscible, pero que, sin embargo, nos influye y podemos percibir o, tal vez, incluso alterar.

Esos pensamientos ilusorios los hemos tenido todos en mayor o menor medida. Y, como escuchamos en la sesión de ayer de Helena Matute, existen poderosos motivos, como la evolución de la especie, para que sea así. Pero eso no significa que sean reales. Ni tampoco confiables.

Muchos podrán decir que, bueno, tal vez no lo sean. Pero ¿qué daño pueden hacernos?

Y la realidad es que pueden hacernos mucho. De diferentes maneras.

Para eso hemos pedido al periodista Luis Alfonso Gámez. Tras un periodo de su juventud como firme creyente en el fenómeno OVNI, terminó por dar un vuelco y convertirse, sin duda, en una de las referencias en nuestro país en materia de desenmascarar charlatanes y, de forma más general, en promover el pensamiento crítico. Es el autor del blog “Magonia”, condujo la serie “Escépticos” en ETB y es colaborador en el programa “Órbita Laika” (La 2) entre otras muchas actividades. Recientemente, ha publicado un libro, tremendamente rico en información y de muy disfrutable lectura que os recomiendo personalmente y que se titula como esta charla “El peligro de creer”.

El libro lo ha prologado Jose Antonio Pérez, autor del blog Mi Mesa Cojea y que coincidió con Luis Alfonso cuando fue guionista “Escépticos”. Jose, por cierto, es un viejo amigo del Ateneo ya que participó como ponente en el curso de verano del Ateneo hace tres años.

Supongo que aquí Iker Jiménez diría aquello de “¿Casualidad? No lo creo.”

Al terminar su prólogo Jose cuenta esta anécdota:

“Verá. Un día, tras una larga jornada de grabación, Gámez y yo entramos en un bar a reponer fuerzas. Mientras esperábamos a que el camarero nos sirviera, Gámez me preguntó:

 – ¿Por qué crees que alguna gente sigue resistiéndose a admitir que llegamos a la luna?

 – No lo sé -dije-. A lo mejor les gusta la idea de una gran conspiración. Ya sabes: gente rodando en un plató, con trajes de astronauta, naves de cartón y todo eso. Una gran farsa sostenida durante medio siglo. Si lo piensas, una conspiración a esa escala sería algo maravilloso.

– ¡Pero haber llegado a la Luna -me respondió el hombre de diez años-, eso sí es maravilloso!”

Yo estoy seguro de que, si Arthur C. Clarke hubiese estado ahí, le hubiese puesto a Gámez una mano en el hombro.

Así que, por favor, Luis Alfonso cuéntanos.

¿De dónde vienen algunas de las creencias irracionales más presentes en la sociedad? ¿Cómo de recientes son? ¿Puedes contarnos algunas de las estrategias concretas que emplean? ¿Se han podido desenmascarar todos estos supuestos fenómenos? Y si es así, ¿por qué permanecen?

Pero, sobre todo, ¿cuál es el peligro de creer?”

*********

El Diario de Navarra volvió a pasar por ahí y le hizo una gran entrevista que dejo por aquí.

Maite, del Ateneo, sacó unas cuantas fotos durante la charla que también compartimos:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

2 comentarios en “Frente a las pseudociencias II – “El peligro de creer” por Luis Alfonso Gámez

  1. Excelente entrevista. Concisa, un resumen con alertas, explicaciones de cada cual en su papel y con soluciones a la mano. Enseñanza del pensamiento crítico (no hay que enseñar cosas, hay que enseñar a pensar – y si me apuran, enseñar a transmitir ese pensamiento), una mayor responsabilidad de los gobiernos y una infraestructura ciudadana que ayude a la divulgación de que el mundo y “la realidad” no tienen una explicación sencilla. No entrar en choque con alguien con algún tipo de fanatismo, pero sin ofensas, plantear algún camino para acercarse a la verdad con evidencias, no apegados al dogma. Cuestionarlo todo.
    Claro que si te salen con eso de que “la ciencia no tiene todas las respuestas y no entiende lo que es metafísico”, tienes delante a alguien a quien la razón sencillamente no le importa.
    Por si no quedo claro: Cuestionarlo todo.

La mejor sección del blog: ¡Los comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s