Si es que van como irracionales

“Si vas a 160, te matas. Y si vas a 120, pues también. Así que, ¿qué más da?”

Eso me lo dijo, poco más o menos, un colega con el que estuve discutiendo bastante dramáticamente sobre su estilo de conducción.  Hay que decir que somos bastante cabezones ambos, sí.

Pero yo, además, soy un pedante.

Así que le dije que ni de coña. Que, aparte del aumento del riesgo de accidente por ir más rápido (menor tiempo de reacción, menor control, mayor probabilidad de fallo mecánico) no es necesariamente cierto que si te matas a 160km/h también lo hagas a 120km/h. Porque, como en tantas otras cosas, la naturaleza no se comporta de manera intuitiva, de manera “lineal”.

Cuando vas en un coche y te estampas… ¿cuál es la variable que dice cómo de gordo es el impacto? Pues la energía cinética. Por el famoso principio de conservación de la energía, todos los julios que hacen falta para que un coche de muchos cientos de kilos se desplace a esas velocidades se transforman y se “invierten” en calor, ruido y, por supuesto, deformar la estructura del vehículo con todo lo que haya dentro (estructuras óseas incluidas).

Esto son coches chinos chocando a 64km/h. Miedito.

La energía cinética se define, de forma sencilla, como:

E_c = \begin{matrix} \frac{1}{2} \end{matrix} mv^2

Es decir, la mitad de la masa por la velocidad al cuadrado. No es tan complicado, ¿no?

Pero… ay, los cuadrados… qué anti-intuivos que son los cuadrados… (No tanto como las exponenciales o los números irracionales, pero bastante imprevisibles, en cualquier caso).

¿Qué implica eso? Pues que, para una misma masa (la del coche, que apenas varía en un trayecto normal), tenemos que:

  • Si a 40km/h, la Energía cinética es: (1)²·X → X
  • A 80km/h, la Ec es: (2)²·X → 4X
  • A 120km/h, es: (3)²·X → 9X
  • A 160km/h, es: (4)²·X → 16X
  • A 200km/h, es: (5)²·X → 25X

Y así sucesivamente….

Es decir, que puede que el habitáculo de tu coche está preparado para recibir impactos a 120km/h, pero es muy difícil que lo vaya a estar para recibirlos a 160km/h (la energía es casi el doble) y seguro que no lo va a estar para recibirlos a 200km/h. Con esto quiero decir que, además de todo lo demás, la velocidad es por sí misma un factor fundamental en la siniestralidad de los accidentes.

Recuerda con toda la energía sobrante de deformar el coche, te deformarás tú …y a quien pilles de por medio.

Así que no hagas el gilipollas, por favor.

7 comentarios en “Si es que van como irracionales

  1. ¿lo de que los coches sean chinos es un dato relevante? quiero decir, ¿marca una diferencia con los europeos, americanos, indios, etc.?

    por lo demás, está muy bien, demostración científica de lo locos que podemos ser…

    1. No soy ningún experto en este tema, la verdad, y me he dejado guiar por los comentarios del tio que ha subido el video al youtube. Pero vaya, tiene toda la pinta de que sí. Mira esta comparativa BMW contra Brilliance:

    1. Creo que en ningún momento he dado a entender que mi objetivo con este post era hacer un estudio pormenorizado de todas y cada una de las diferentes variables que influyen en la siniestralidad de los accidentes o sus interrelaciones entre ellas.

      Algo habré hecho mal. Pero seguro que aprendo a explicarme mejor en el futuro.

      Gracias por comentar.

La mejor sección del blog: ¡Los comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s