Los frikis son los nuevos gays

Pues eso. Lo que dice el título.

¡Y lo voy a explicar!

Porque a lo que me estoy refiriendo es como mercado.

La comunidad homosexual se lleva considerando mucho tiempo como un mercado interesante para muchos. Se supone que tienen unas características específicas como: mejores salarios, dos sueldos por hogar, gustos específicos, zonas geográficas “de preferencia” (especialmente en el turismo) y, sobre todo, que tienen menos hijos. Todo ello hace que se convierta en un público potencial muy interesante para algunos negocios. (Esto, por supuesto, también hay quien lo discute).

El caso es que, desde este punto de vista, creo que estamos asistiendo a la salida del armario de otro mercado equivalente: el de los frikis. Y, ojo, que por frikis ahora mismo se considera ya a cualquiera. Estoy hablando de informáticos, jugadores de rol, lectores de cómics y cosas por el estilo. Porque desde hace un tiempo a cualquiera que coleccione sellos ya se le considera friki. No, no, no…

Estoy hablando de los de toda la vida. Y ya sé que se puede hilar muy fino entre friki, nerd, geek, gamer, otaku y yo qué sé cuantas coas más. Las barreras, de todas formas, cada vez son más difusas en esta época en la que los Millenials han fagocitado a todas las tribus urbanas y las han convertido en una cosa informe en busca de su propia identidad.  Y lo que me alegro.

El caso es que este grupo, el de los frikis, tiene muchas cosas en común con el de los gays:

  • Probablemente (no he podido encontrar un estudio al respecto) tienen mejores salarios, ya que muchos se dedican a profesiones “intelectuales”, especialmente relacionadas con la ingeniería y la informática. Creo que hay motivos para sospechar que el sueldo medio es algo más alto que el del total de la población.
  • Tienen gustos muy muy específicos y reconocibles. Sólo eso explica el auge de todas las películas de super héroes (hasta algunos muy raros), la fantasía heroica, las naves espaciales y demás historias de interés minoritario se hayan apoderado de los cines. (Sospecho que, para los cines en concreto, los frikis deben de ser un filón).
  • Son más abundantes en las grandes ciudades que las zonas rurales. Pero, sobre todo, viven y compran a través de internet. Donde, por minoritario que sea algo, puedes encontrar un mercado global.
  • Respecto a lo de tener hijos… Sé que esta maldad puede salirme cara, pero igual le cedo la palabra al “insult dog” el día que fue al estreno de Star Wars. ;)

Qué queréis que os diga, sólo así se explica que se puedan vender cosas como la silla del capitán Kirk a 5.500$… 

Por cierto, si os ha gustado este artículo, decidlo en los comentarios y escribiré uno similar: ¡los batukeros son la nueva tuna

Anuncios

2 comentarios en “Los frikis son los nuevos gays

La mejor sección del blog: ¡Los comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s