Vanity Card

Gracias por seguir mi blog. Creo que las personas que miran a tu plato de comida y dice con cara de asco “¿te vas a comer eso?” deberían ser respondidas con una chapada. Creo que todo eso del karma no es más que una superstición para seguir creyendo, en contra de toda prueba empírica, que dios premia a los bondadosos. Creo que la gente con éxito lo atribuyen a su trabajo y sin hacer mención de la suerte que también han tenido. Creo que la metáfora de “la media naranja” de uno entra en contradicción plena con la estadística. Creo en la ciencia de la estadística en un 99% y en un 26% de sus aplicaciones. Creo que la gente a menudo atribuye su falta de éxito a su falta de suerte y no hacen mención a sus propias carencias. Creo que las trabajadores de las operadoras telefónicas que tanto dan por saco cuando te llaman no tienen la culpa de que su trabajo sea ese, pero cómo me gustaría enganchar a los que deciden que lo sea. Creo que lo del éxito y el fracaso es sólo una cuestión de narrativa personal.  Creo que la gente que utiliza palabras como “sinergia” o “entrañable” muy probablemente estén intentando embaucar a su interlocutor. Creo que no merece la pena lamentarse por los trenes que no se tomaron porque las redes son infinitas, los trenes innumerables y si se mantuvieron sin defectos fue porque no se vivieron. Creo que siempre que es necesario usar la expresión “no me río de ti, me rio contigo” es porque es mentira. Creo que no puede ser que las elecciones las decidan habitualmente la gente que está “indecisa” entre opciones opuestas, porque entonces los países están en manos de los más bipolares de sus miembros. Y, por cierto, tampoco creo que esas opciones sean opuestas en absoluto. Creo que me arrepentiré de haber escrito todo esto y seguramente no vuelva a hacer nada parecido.

Nota: Entrada homenaje al estilo de las Vanity Cards que Chuck Lorre pone al final de los capítulos de sus series.

Anuncios

Un comentario en “Vanity Card

  1. Madre mía, cómo estábamos hoy… ¿de indignados?

    yo creo que con las sinergias del fin de semana lograremos un entrañable zumo de media naranja… ;o)

    por cierto, me han encantado algunas frases: la de los trenes, lo de la narrativa personal…

    y yo, yo no me arrepentiría…

La mejor sección del blog: ¡Los comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s