Sobre el mejor villano

Dicho esto, ya puedo poner una de esas escenas que fascinó mi adolescencia:

(Nota 1: Es el final de Blade Runner, si no la habéis visto y no queréis que os la destripe, no leáis el resto del post. Otros, seguramente unos cuantos de los que pasáis por aquí, os la sabréis palabra por palabra.)

Pocas escenas han tenido más impacto. Pocos finales se recuerdan tanto. Y es por el monólogo de Roy (Rutger Hauer), sí,  que es una barbaridad. Pero también por la carga dramática. Porque… ¿qué carajo hace el malo salvando la vida del bueno con su último aliento? Qué curioso antagonista, ¿no?

Porque… Deckard (Harrison Ford) es el héroe, ¿verdad? Es el que tiene una misión. Y vive aventuras. Y, además, la cámara le sigue constantemente.

Sin embargo, aunque nos sorprende, de una forma casi inconsciente, también nos encaja esa acción de Roy. Tiene todo el sentido del mundo en realidad. No es un deus ex-machina. No es un giro argumental sorpresivo de último momento para dejar al espectador estupefacto y marcarse un punto.

La maestría de Ridley Scott, Hampton Fascher y David Peoples a la hora de narrar esta historia (sí, de ellos; el libro de Dick me pareció muy bueno en su momento, pero creo que este es uno de esos pocos casos en los que la película supera al libro) consiste en que en todo momento se nos ha presentado al héroe de siempre, al de las mil caras, desde la perspectiva inversa. Es la historia del héroe narrada desde el punto de vista del imperio.

Veamos… Roy es un replicante, un esclavo que vive en las colonias exteriores. Sólo que tiene dones especiales, es el mejor de los replicantes jamás creados. Es superior al hombre en todos los aspectos, excepto en que tiene un tiempo de vida mucho más limitado. De manera que comienza su viaje iniciático hacia el centro de la civilización, la tierra, en busca de su Creador -que no conoce-, para pedirle que le deje vivir más tiempo. Por el camino vive aventuras que nos son presentadas -desde el punto de vista de Deckard- como asesinatos. Pero eso, al fin y al cabo, es una cuestión de semántica. Conoce el amor en Pris (Daryl Hannah) y la amistad en Leon (Brion James) y el resto de su comunidad replicante. No tiene un verdadero mentor, aunque J.F. Sebastian (William Sanderson) ejerce en parte esa función al señalar a Tyrell (Joe Turkel) como el Creador. Con mucho esfuerzo y sacrificio consigue llegar hasta él. Y lo vence matándolo. Pero es inútil, porque no hay nada que pueda hacer para alargar su vida. Sus días siguen estando contados. Y entonces, cuando Deckar encuentra su escondite y va a por él, vive todo un proceso de animalización, de encuentro con el yo profundo.  Finalmente, en el último momento, está tan entregado a la vida -a la vida en sí, no a su propia vida-, que salva a su enemigo e incluso le intenta regalar cuanto ha aprendido en su viaje.

Eso es, ni más ni menos, el héroe de las mil caras, ¿no?

Alguien dirá, y con toda la razón del mundo, que Deckard también es un héroe en esta historia. Y un personaje como la copa de un pino. Que, además, va construyendo de manera increíblemente sutil la duda de si él mismo es también un replicante. Es lo que siempre se celebra en los círculos cinéfilos y de admiradores de la peli. Pero, siendo honestos, eso no tiene casi peso en la acción. Puede dar profundidad y trasfondo -y de manera magistral, no digo que no- pero, por sí misma, esa trama no es la que mantiene el interés de la historia.

En mi opinión, aunque aquí soy muy flexible, Deckard comienza a ser un héroe a partir de la última escena. Cuando él mismo emprende su propio viaje. Su propia rebelión, al estilo de Roy. Y es la historia que no vemos, pero intuimos.

La peli ha sido, en diferentes estados de madurez, la historia de un héroe contra otro. Y termina siendo la perpetuación de la misma búsqueda. Ahí es nada. Gilgamesh contra Enkidu -otra vez, y ya van 3.500 años- intentando alcanzar la vida eterna.

…pero ¿quien vive?

(Nota 2: La idea de estos artículos la recuperé de un trabajo que hice durante mi año erasmus. Está mucho más desarrollada -en un inglés bastante awful- en un google doc que he subido por ahí, por si a alguien le interesa profundizar más en el tema.  Si tuviera tiempo y ganas lo corregiría. Pero total, no lo váis a leer nadie, ¿verdad? ;) )

6 comentarios en “Sobre el mejor villano

La mejor sección del blog: ¡Los comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s